[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

24.3.17

(N/V)uestra tregua indefinida



En marzo de 2008, hace media mayoría de edad, escribimos nuestra declaración de intenciones. Entonces dijimos cosas como:

La cuestión es que ahora tocan tiempos de poder blando, donde tenemos acceso aparente a todo y donde las normas no se imponen de forma coercitiva, donde todos somos libres de pensar lo que queramos y sin embargo, de forma sutil, se impone un pensamiento único, no sólo en política, también en ciencia, y en este caso en la piedra de toque entre ambas que ¿mejor? dominamos, la sanidad.

En este tiempo hemos hablado (básicamente de nosotrxs, pero también) de desigualdades sociales en salud, industria farmacéutica, salud pública, gestión sanitaria, Ana Mato (sí, es toda una etiqueta) y mil y una cosas más (incluyendo nuestra entrada más visitada sobre un medicamento para los gases, pura marca medicocritica).

Ahora seguiremos escribiendo, militando, berreando y autorreferenciándonos, pero creemos que el tiempo de este paraguas ya pasó, y llegó el momento de otro que vivimos como más común, más diverso y con un nombre menos machuno: Colectivo Silesia, que -por seguir con las declaraciones de intenciones- se define tal que así:
En ese contexto surgimos. No aspiramos a que trasciendan nuestros nombres en esa historia universal contra la infamia. Sabemos de nuestra posición privilegiada, que nos permite acceder a conocimiento, lanzar cuestionamientos al estruendo en el que quizá se oigan, dedicar nuestro tiempo y nuestro esfuerzo a una abstracción de las que pocas veces hablaremos en primera persona. No somos Concepción Arenal ni somos los depauperados que describió. En el intersticio entre ambos tenemos la opción de pelear porque esa distinción acabe disolviéndose. Y para eso apostamos por una investigación militante destinada a revertir el daño que hace un instrumento como la ciencia cuando se utiliza para sostener el poder. Una investigación que huya de perpetuar consignas heterocispatriarcales, capitalistas, colonialistas y propias de cualquier otra opresión. Una investigación que huya de la dalsa neutralidad que por definición sólo puede servir a quien impone las normas. Un saber en el que podáis apoyaros mientras trazáis esa solución radical. Esa solución a escribir con V de Virchow.
Declaramos nuestra tregua indefinida, aunque será la tregua menos pacífica jamás vista. Gracias por las lecturas

No hay comentarios: